martes, 16 de marzo de 2010

Lo que no le pase a Pandora...

Son muchos años ya cogiendo el mismo autobús y con montones de anécdotas por ahí. Casi nunca las subo,más que nada porque se me olvida, pero es que de lo de ayer me estoy riendo todavía.

El título del post, por supuesto, hace referencia a mi suerte. Soy un imán para las situaciones raras o desventajosas. Por ejemplo, basta que esté haciendo el tonto, por ejemplo con Kardis, mentando a los M&M para que aparezcan.
Lo de ayer es aún más curioso, porque ¿quién no se ha encontrado a la persona más inesperada en el momento más inoportuno? Pero seguro que no muchos han sido receptores de casi propuestas de matrimonio en paradas de autobús.

Estaba yo en la parada del autobús pensando en llamar a mi Lalaith por teléfono más tarde, cuando mi compañero de marquesina, ciudadano de la mismísima China, me preguntó el coste del billete. Claro, eso es una cosa muy normal que le puede pasar a cualquiera... Pero mi compañero tenía la mosca detrás de la oreja y quería algo. Así que prosigió con la conversación.
Tras decirle el precio me enseñó un bono de transporte del metrobús, que sólo sirve para el metro o el autobús urbano de Madrid capital, así que me tocó explicarle que eso no valía para el interurbano. Después me enseñó un A-B2, de una compañía que ni siquiera era Alsa, y le tuve que explicar que ni era la compañía ni la zona (porque la mia es la B3).

Y yo creía que ahí acabaría la conversación que, por cierto, se desarrolló en un correcto español. Pero no.

De repente escucho... "¿Estás casada?". Claro, yo me quedo todo parada preguntándome a qué viene eso ahora y le contesto que casi (bonita forma de decir no, pero déjame en paz). Al parecer, la palabra casi no estaba en su diccionario, porque volvió a preguntar a lo que contesté lo más sencillamente que pude con un no.

Y me dije que todo acabaría ahí, pero no era mi día... "¿Tienes hijos?" Escuche alucinada y pensé que cuando el fin de semana le había dicho a mi chico que estaba mayor, tenía razón. Claro, Saga lo negó por activa y por pasiva, que si eres muy joven, que si como vas a tener a tu edad una crisis. Pero las pruebas eran irrefutables, el chino me veía lo suficientemente mayor para tener hijos. Por supuesto le dije que no y seguí con mis pensamientos traumáticos sobre la estar al final de la veintena, hasta que su voz me sacó de nuevo de mis pensamientos.

"¿Y no quieres un amigo chinito?"

¡¡¿¿Cómo??!! ¿Son cosas mías o este tío quiere ligar conmigo? Miré el reloj preguntándome dónde estaba el conductor del autobús para que me abriera la puerta y desaparecer, pero no hubo suerte. Así que fui bastante diplomática y le dije: "No gracias, ya tengo un amigo". Hago un inciso para decir que el chino fue afortunado, porque si mi Saga hubiera estado cerca lo hubiera mandado a otra dimensión como poco.

Justo cuando el hombre me había preguntado la edad y yo ya estaba alucinada con el tío, llegó uno de mis dos autobuseros favoritos y me salvó. Porque, como son muchos años, una ya habla y bromea con los más simpáticos. Así que, después de unas bromas con él y un vecino de barrio, subí corriendo y pensé que mi pesadilla por fin había acabado. Me senté en mi sitio usual, detrás del conductor para seguir un ratín la cháchara hasta que el bus sale, y respire ¡¡Craso error!!

El chino subió detrás, que iba a Madrid, y va y les salta (al conductor y a mi vecino):"!¿A que es una chica muy guapa?!"

Tierra, trágame ahora mismo con autobús y todo...

Por supuesto, hubo cachondeo sobre el dominio del castellano del chino, que al parecer no había sido tan bueno cuando les preguntó, durante el descanso del conductor, sobre billetes y bonos (Quería ir gratis a Madrid, se ve), pero, sobre todo por ese intento de ligarse a una española, para conseguir los papeles según las opiniones de mis compañeros de viaje... Así que, ya sabéis, a poco no me piden matrimonio en una parada de autobús.

Lo que os decía en el título, lo que no me pase a mi, no le pasa a nadie.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Jejjejejejejej ¿y me llamas y no me lo cuentas?????? ¡qué bueno! jejejejeje

De toda tu historia deducimos un par de cosas:
1.- eres muy guapa, y se han dado cuenta hasta en el extranjero!
2.- estás de muy bien ver, por lo que no hay crisis de treintena que valga
3.- que te pregunten si tienes hijos no significa que te estén echando años, ni que los aparentes (ya te digo yo que no aparentas) En la cultura china, la gente se casa y tiene hijos muy pronto así que igual que aquí se pregunta ¿estudias o trabajas? pues lo mismo en su país preguntan lo de los niños.
4.- este punto está dedicado a mi papi querido (=D): el día que le pidas casarse contigo a la Pando, lo vas a tener complicado para ser original jejejejejej. Y por cierto, ¿os he dicho que tengo un vestido superbonito listo para ir de dama de honor? jejejeje yo lo dejo ahí caer hablando de todo un poco jejejjejeje

MIL BESITOs!

Lalaith!

pd.- por cierto niña, quita el contestador, porque cuando se cortó, intenté llamarte y me saltó dos veces! UN BESAZO PA TI!

Saga dijo...

jajaja ya me imagino tu rostro Pando san, quiza el tipo y sus intenciones no eran tirarte los perros tal vez solo queria platicar con alguien y conocer a nuevas personas, ten en consideracion que el cuate es Chino igual es muy social jejeje pero la cara del tipo solo se la viste tu y solo tu tienes la nocion si tenia la cara de enfermo mientras te veia las curvas jaja... en fin.

Saludos Pando.

Isra dijo...

lalaith, tienes toda la razón del mundo...fuera el contestador jajaja.
y por cierto..., te veo con muchas ganas de boda, asiq ue para quitarte el mono...puedes ir empezando tu jajaja

MaJo dijo...

¡¡ Qué!!? Querida Pando, es que hoy por hoy ya no se sabe que cosas te pueden ocurrir, en cualquier momento, en cualquier lugar, es solo cosa del destino: pero hay que reconocer que el destino es bastante rarito ya, mira que te han dado todo un discurso, entre de sinvergüenza, de haciéndose el "lindo" y de aprovechado.

Pero verle el lado bueno: no ha estado mal lo del halago: o no guapa? =)

En lo personal, me han hablado en el autobús (y como yo no le hice caso a mis padres: "no hables con extraños"), hable con mucha gente, frikis de autos, videntes, gente que volvía de ver a su familia, etc. Pero nadie me dijo si quería casarse conmigo, ni de guapa, ni de esas cosas... eso si, yo le hable alguna vez a un chico que solía verlo en el autobús y fuimos amigos... eso no más xD

Un abrazo niña!!
Cuídate mucho de todas formas ;)

Kardis "Hija del Eje del Mal" dijo...

¡¡Me lo creo!! La peña por aquí anda mal, a mi me pasó algo parecido al volver del curro cuando deje la parada de autobus... menudo plasta!!!
Ni pegandole se daba por vencido, incluso le gustó, la gente está fatal.

Besitos. ^^

Roy Ramker dijo...

Jajaja, ahí está Pandora marcando territorio, arrasando en el autobús xD

Que más quieres, la que vale vale ^^