domingo, 13 de diciembre de 2009

Mi bonsai: Sakura

Lo primero que quiero decir es que siento no haberme pasado por mi blog y, por supuesto, por los vuestros, pero es que he tenido unas semanitas un poco ocupadas y la cosa no pinta mejor. Es que llega la Navidad y hay que ir preparando cenas y comidas (con familia y amigos), regalitos y todas esas cosas, así que vamos a estar todos un poco desaparecidos.

Prometo ir poniéndome al día poco a poco.

Hace un par de post os presentaba a "Minipincho" y hoy voy a hacer lo propio con la nueva planta que cayó ayer sorpresivamente en mis manos: Mi primer bonsai.

Siempre quise tener uno, pero la verdad es que nunca me había puesto a investigar sobre especies, cultivo o cuidados, por lo que me cae un poco de nuevas. Cuando ayer Saga me llevó a ciertos grandes almacenes y me dijo: "escoje el que te guste o lo hago yo", se me cayó la baba pero tampoco estaba segura de como proceder... ¿qué bonsai esta sano, cual no?

Mi intuición me dijo que probara con alguno con las hojas lo más verde posible. Siempre elijo así las plantas que entran a mi casa (salvo que sean regaladas). Y os aconsejo que hagáis lo propio.

También hay plantas más o menos complicadas para los principiantes y, por supuesto, eso ocurre con los bonsáis. Las webs que he mirado suelen aconsejar los ficus, que son muy duros, o las Serissas como la mía, pero según he ido leyendo me he dado cuenta que ésta últimas es más costosa de cuidar que la primera. Además, en las diversas páginas web y foros te dan mil consejos y uno acaba volviéndose loco.

Photobucket
(A que es una monada...)

Yo he decidido dejarme llevar también por mi experiencia plantil y ponderar todos los consejos que he leído, muchos de los cuales son incluso contradictorios. En caso de duda, me apego lo más posible a las recomendaciones de la mini guía (pero mini de verdad) que venía con el árbol.

Pero lo primero, presentaros a Sakura. Sí, también tiene nombre... es cuestión de superstición, que a las que pongo nombre me duran más.

Al contrario de lo que pueda parecer por el nombre, no es un bonsai de cerezo sino de "Serissa phoetida", también conocida como "Árbol de las mil estrellas" o "Nieve de Junio", debido a las numerosas flores blancas con forma de estrella que tiene.

Precisamente porque me pareció precioso al verlo en floración lo escogí.

Photobucket
(Aquí podéis ver mejor las flores y las hojitas amarillas que, al parecer, son normales con los traslados.)

Es curioso que su nombre latino provenga del olor que despenden las ramas cuando se las corta, que al parecer es bastante característico. Ya os contaré si a mi me huele o no.

Es un tipo de árbol procedente de oriente, sobre todo de China y Japón, que tiene diversas variedades y pueden tener flores blancas, rosas o lilas.

Mi bonsai tiene 5 años y goza de una buena salud, aunque han amarilleado algunas hojas. Me he informado sobre el tema y parece ser normal cuando se traslada a este árbol, al que no le gusta mucho que lo muevan. Espero que se acostumbre poco a poco a mi casa.

Mi primera duda fue dónde ponerlo. En la etiqueta pone que es de exterior pero en invierno hay que meterle dentro por las heladas. Lo importante es que no esté cerca de una fuente de calor y que tenga luz indirecta del sol. He leído no obstante, que muchos lo dejan fuera, pero yo no me atrevo por dos razones:

1. En mi casa no hay nada que le resguarde de las heladas o, en caso de que por un casual nieve como el año pasado, de las heladas. Así que en invierno prefiero tenerlo dentro.

2. Es de clima húmedo y soporta bien el calor, pero el calor de donde vivo es muy seco, llegando a los 40 grados facilmente en verano, por lo que tampoco quiero arriesgarme.

Espero que la luz indirecta de mi casa sea suficiente. En primavera veré si lo traslado o no a la terraza, dependiendo de como sea.

También es un poco señorito en cuando al riego: El agua es mejor que no contenga cal y no se puede regar de cualquier forma.

En cuanto a la cal, aconsejaban agua embotellada, pero estuve pensando en mi jarra de filtro. Miré en la web y, efectivamente, el filtro que yo uso quita la cal y otras impurezas llegando a tener el mismo porcentaje que el agua embotellada que venden, así que le daré caña de esta forma.

En cuanto a como regarlo, es el mayor problema que he encontrado. Unos dicen que por inmersion del tiesto durante unos minutos, otros que pulverizando agua y otros más que con regadera. He leído de todo sobre este tema y al final he decidido un par de cosas:

1. Nada de pulverizar, menos cuando tiene flores porque se estropean más fácilmente.
2. La inmersión puede estropear las raíces, que en esta planta son muy sensibles, así que con regadera. Para no tener que comprar trastos estupidos voy a seguir un consejo que encontré por la web: agujerear con un alfiler el tapón de una botella de plástico y que haga de regadera.

Este era el método también que se "usaba" en el minilibro de mi bonsai, así que es del que más me fío. Según este, cuando la parte externa se seca debe regarse de esta manera hasta que salga agua del drenaje. Eso sí, no se puede dejar el agua que sobra en contacto con el bonsai.

¿A que me ha salido señorito?

Photobucket
(Tranquilos, es la última foto ¡¡Jejeje!!)

También, como he dicho, le gusta la humedad. Afortunadamente mi planta de agua puede estar cerca, pero de todas formas he visto un métoco que me ha encantado para el verano: piedrecitas planas en el plato bajo la maceta con un poquito de agua de manera que haya humedad sin que se mojen las raíces.

En cuanto al abono, ahora no es muy necesario porque estamos en invierno y en las tiendas los tienen recien abonados y preparados. Esperaré a Enero o principios de febrero para hacerlo.

También he leído que es muy importante que se compruebe que el renaje no está obstruído. Muchos vendedores, para no tener que regar tan amenudo, cierran el drenaje para que aguante más tiempo la humedad, lo cual no es bueno para la planta. En mi caso, en vez de cerrar los dos agujeritos de la maceta, tenían toda esta envuelta en papel de plástico del de cocina... No me extraña que tuviera hojas amarillitas.

Por ahora de la poda no tengo ni idea, porque hasta marzo-abril no debe hacerse y las ramitas que sobresalen la forma del mío son capullos de flores, por lo que no se me ocurre cortarlos ni en un millón de años.

Bueno, por ahora esto es todo, que ya os he aburrido bastante. Os iré informando sobre mis vivencias con el bonsai.

Muchos Mordiscos.

6 comentarios:

Isra dijo...

completisima entrada jejeje, lo que se aprende de plantas pequeñas en una tarde jejeje. Y si, te ha salido delicadito, se ve que iba para rico jejeje,eso si es muy bonito, se ve que tienes buen gusto muajajajaja

CancerSaint dijo...

Hola Pandora San, una adquisición exquisita. Precioso.

Ahora a cuidarlo, besitos.

MFAL dijo...

Se lo ve muy cuidado... a mi ni el pincho me ha sobrevivido!!! Se ve que tienes mano para estas cosas. Siempre me han gustado los bonsai, pero no me atrevo a maltratarle... :-(

He comenzado un meme sobre los 10 mejores animes de la decada y te lo he pasado, a ver que eliges!!!

Saluditos^^

Montse Akane dijo...

Mi madre tuvo uno igual... y casi me lo cargo, lo dejé al sol en la terraza en pleno verano (se me olvidó que estaba ahí) y se quedó como un churro... Se me ocurrió ponerlo bajo el grifo con el chorro a plena potencia y gracias a eso se salvó :-)

Si te pasa, prueba.

¡Qué susto me llevé!

MaJo dijo...

Que lindo!!! muy lindo y bastante delicado, todo un detalle y mira que hay que tener paciencia para cuidarlo y tratarlo, no podría, de verdad que no se me daría bien. Por supuesto que me gustaría ver fotos en el futuro de como ha cambiado, sin flores y las vivencias con el; éxito con tu nueva adquisición ;D

Pandora dijo...

Saga: Cari, nos ha salido un hijo tonto. Hoy he estado quitando hojitas amarillas como el Sr. Miyagi (si es así como se escribe). Dentro de poco me verás enseñando a "dar cera, pulir cera".

Si me voy a Ávila en Reyes cuidarás de él, ¿verdad?

Por cierto, que sepas que tengo la intención de que nuestra terracita esté llena de flooores.

CancerSaint: Me alegro de que te guste mi pequeñín. Créeme, tengo la intención de que sepas más de él ¡¡Jejeje!!

MFAL: Se le ve así de bonito porque está recien sacado de la tienda. A ver qué tal queda dentro de un tiempito.

Los cactus a mi me parecen la cosa más fácil de cuidar, basta con regarles muy poco. Ya verás como si lo haces cada dos meses te dura un montón. Eso sí, cuando lo rieges, hazlo a conciencia.

Montse: ¡¡Madre mía!! Hiciste todo lo que aconsejan no hacerle a esta especie: Nada de sol directo y nada de exceso de agua.

Se ve que era duro de pelar. Espero que el mío se parezca al de tu madre.

Majo: Paciencia no tengo mucha, pero perseveraré para no matarlo a las primeras de cambio.

Parece delicado de cuidar según todos los consejos que he leído, pero también lo parecían los cactus y los míos no se pierden aunque los ignore durante meses. Depende de los cuidados que les des.

Las plantas saben que me encantan y suelen ser agradecidas conmigo... ¡¡De pequeña hasta las cantaba!!

Queda pendiente la entrada de la planta de agua, que no se me ha olvidado. Además, mejor hacerla ahora que aún está verde y vive, que me da que su periodo de vigencia está acabando. Eso me pasa por no tenerla en el acuario... (mas que nada porque me rompió uno de los cristales mi madre.)