jueves, 27 de agosto de 2009

Shogun

¡¡Hola chicos!!

He estado vaga, ¿se ha notado? Supongo que sí, aunque os habrá venido bien descansar un poco más de mi. Además, finales de agosto es una mala fecha para todos, ya que la mayoría se va de vacaciones. (Yo no, pero eso ya os lo dije... Jejeje)

Como no sólo de estudiar y de manga vive Pandora, decidí llevarme un libro a mis no vacaciones incomunicadas. Teniendo en cuenta que hacía poco me había leído unos cuantos sobre Roma, decidí cambiar de tercio y darle una oportunidad a este libro de James Clavell.

Lo cierto es que ya lo había empezado a instancia de mi Saga, que se lo había leído y le había encantado, pero no le había cogido el ritmillo y con el examen cerca lo abandoné sin remordimiento alguno.

La verdad es que al principio me pareció un libro lento y no estaba muy convencida de que me fuera a gustar, pero lo cierto es que unas cuantas páginas después te metes en la historia y ya no eres capaz de dejarlo hasta terminarlo.

Además, es fácil volver a coger el hilo si es necesario abandonarlo durante un corto periodo de tiempo sin perderte, aunque no lo aconsejo ni en este ni en ningún libro, porque se pueden perder algunos detalles.

Photobucket

En Shogún se narra la historia de el Capitán Blackthorne y su inverosímil llegada a la costa Japonesas en un tiempo en que estos sólo conocían a Portuguese y Españoles.

En un primer momento no será muy bien recibido por la gente del lugar y es pronto llevado como prisionero ante el Daimiyo más importante del territorio para que decida sobre su vida. Sin embargo, pronto se verá arrastrado por las continuas intrigas por el poder que se suceden debido a la herencia del fallecido Taiko y la permanencia o no de su hijo en el poder.

Además, conocerá la cultura japonesa y el mundo de los samurais en el que comienza a desenvolverse con cierta torpeza.

De la historia no voy a contar más, porque sabéis que no me gusta hacer mucho spoiler (salvo en persona a Sybelle).

Lo más curioso que podemos encontrar es el claro choque de culturas que surge en el libro, ya que Blackthorne pasa de la pestilente Inglaterra de la época de Isabel I al pulcro y ordenado Japón, en el que sus costumbres son consideradas propias de las bestias.

Por último, decir que Españoles y Portugueses no quedamos muy bien...

Pues eso, ahí queda mi recomendación de lectura.

Mordiscos.

5 comentarios:

CancerSaint dijo...

Hola Pandora, ese libro tiene buena pinta, lástima que no lea ni las etiquetas del super... jaja.

Estoy preparando otra de las mías... llevaba en mente un proceso hace tiempo y las primeras pruebas me tienen muy ilusionado, a ver qué sale de todo esto, ya te mantendré informada. Besos.

CancerSaint dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pandora dijo...

Pues las etiquetas del super hay que leerla, sino... ¿cómo vas a saber cuando caduca el producto? ¡¡Un poquito de por favor!!

No puedes tirar la piedra y esconder la mano ¡¡Quieroo saber qué planeas!!

Anda, dame un pistilla por lo menos.

MaJo dijo...

Un libro que tiene buena pinta, tendré que hacerme un listado de libros e irme a mi librería favorita y ver si hay alguno de los títulos que he visto en los blog de mis contactos =) a veces acá no llegan dichos títulos =( Ya veremos.
Y te dices vaga?, que quedará para mi? no te preocupes Pandora, que a veces es muy bueno estar de vaga... ;D

Saludo ^^

Isra dijo...

la verdad es que el libro mola, y al que le guste un poco el mundillo japones le gustara fijo, pese a que como dices al principio es un poco espeso.