martes, 10 de febrero de 2009

Zeus, Señor de los Olímpicos

Estaba leyendo yo un capítulo de “El Ejercito Perdido”, libro que sin duda os recomiendo, cuando me he dado cuenta de que seguía sin subir la bendita entrada de Zeus. Así pues, he abierto el archivo que tenía de mi antiguo blog (Descanse en paz) y me he puesto a modificarlo para darle mayor detalle.

Espero que os guste el resultado.
Por cierto, además de advertir que se trata de una entrada "ultralarga" que rivaliza a las de Kardis, os quiero avisar de que siempre que veáis palabras en rojo, éstas os enlazarán con otros post relacionados. (Sé que soys muy listos, pero lo digo por si las moscas)

_________________________________

Photobucket

Zeus, como ya sabemos de entradas pasadas, era el hijo menor de los Titanes Cronos y Rea. Salvado por su madre de su padre, que tenía costumbre de comer a sus vástagos, fue escondido en el monte Ida.

Lo cierto es que Rea estaba ya desesperada al ver cómo su marido, al que se le había pronosticado que uno de sus hijos lo derrocaría, acababa uno por uno con todos los pequeños que daba a luz, por lo que acudió a su madre, Rea, para hacer junto a ella un plan que salvara al último de sus hijos. Entre ambas decidieron que lo más adecuado era engañar a Cronos, al que tras el parto se le dio una piedra envuelta en pañales que se tragó sin más, mientras Zeus era llevado a un lugar seguro.

En el Monte Ida, en la Isla de Creta, fue criado por las ninfas que allí vivían y amamantado, según algunas leyendas, por la cabra Amaltea. Otras, sin embargo, arguyen que fue la ninfa Adrastea la encargada de tal labor.

Si el pequeño Zeus lloraba, para que Cronos no se percatase de su presencia, lo curetes, deidades menores de Creta, comenzaban un ancestral baile guerrero con el que tapaban la voz del bebé. Además, para que no pudiera sen encontrado en el mar, el cielo o la tierra, su cuna fue colgada en un árbol.

Así, rodeado del cariño de los espíritus del monte, Zeus creció fuerte y sano.

En esa época, a sabiendas de su pasado, Zeus decidió enfrentarse a su propio padre y al resto de los titanes, no sin antes intentar salvar a sus hermanos.

Así, ayudado por su primera esposa Metis, según algunos mitos, expuso a su padre a una potente droga que le hizo regurgitar todo lo que había en su estómago, incluyendo a Poseidón, Hades, Démeter, Hera y Hestia. Se unió con ellos y con los Hecatónquiros como ya hemos visto en la Titanomaquia, por lo que no me volveré a repetir en ese punto.

Tras diez años de batallas contra los Titanes, tras la derrota de estos, Zeus y sus hermanos varones se repartieron el mundo a suertes.

Poseidón se hizo entonces con el control del mar, Hades con el del Inframundo y Zeus fue proclamado Señor de los Cielos y padre de todos los Dioses que se sucederían tras este hecho.

En cuanto al inicio de los Dioses Olímpicos, también lo encontramos en Zeus, en primer lugar por ser el cabecilla de la rebelión contra los Titanes y haber salvado a sus hermanos, que se convirtieron en grandes dioses, y, en segundo lugar, porque fue muy prolífico en cuanto a descendencia divina.

Son muchas las deidades, y también humanas, que tuvieron el gusto de estar unidas a él. No obstante, se dice que sólo tuvo una relación matrimonial como tal; Hera, aunque se desposara también con Metis y con Themis.

Por orden cronológico debemos hablar, en primer lugar, de la ya nombrada Metis. Ésta era la oceánide que personifica la sabiduría y la astucia, de la que Zeus se enamoró en su juventud.

Fue ella la que con sus dones concibió el plan que llevó a Zeus a liberar a sus hermanos y, en cierto modo, tuvo un papel fundamental en la subida al trono de este. Sin embargo, al igual que pasara con Cronos, se le pronosticó que estaba destinada a darle dos hijos excepcionales, una niña y un niño, y que el varón lo derrocaría.

Tras saber esto, Zeus consideró oportuno impedir que tal cosa ocurriera, por lo que engulló a Metis cuando estaba embarazada de su primera hija: Atenea. Así logró que aquel hijo nunca llegara a concebirse.

Es en este punto donde se da uno de los más curiosos episodios de la mitología griega; el nacimiento de la Diosa de la sabiduría, las artes y la guerra.

La resolución de Zeus no impidió que Atenea continuara desarrollándose, en este caso dentro de su propio cuerpo, hasta que la llegó el momento del parte. En tal circunstancia, Zeus comenzó a sentir un horrible dolor de cabeza que no podía parar. Decidido, se dirigió al herrero Hefesto y le pidió que le partiera la cabeza con su hacha. Y así apareció, adulta y ya armada, la que sería la hija predilecta del Señor del Rayo.

Posteriormente, decidió unirse a la titánide Themis, personificación de la Justicia, la ley y el orden, con la que tuvo a “Las Horas” y “Las Moiras”.

Photobucket
(Zeus y Hera.)

La mayor parte de los autores establecen como tercera y última esposa a su propia hermana, Hera, aunque Hesiodo la considera la séptima y última, estableciendo como tales esposa a otras deidades que, en la mayor parte de las ocasiones, son tomadas sólo como sus amantes. Nosotros las consideraremos como tal y hablaremos posteriormente de ellas.

Incluso Homero, en la Iliada, nos habla de que Hera fue la primera y única diosa considerada como esposa de Zeus, dejando a las demás un carácter de escarceo ocasional.

En cuanto a Hera, Zeus se enamoró a primera vista de ella mientras esta se encontraba Argos. En dicha ciudad, de la que era deidad desde tiempos remotos, se la consideraba como la más real y augusta diosa y, por tanto, no era de extrañar que Zeus se fijara en ella.

El problema es que ésta se negaba a responder afirmativamente las proposiciones del Dios, por lo que, como solía hacer, decidió recurrir a un engaño para seducirla. Él, que regía las tormentas, desató una de ellas donde la diosa se encontraba y después, se transformó en un pequeño cuco que llegó volando a refugiarse de la lluvia. La diosa, para protegerlo del frío, lo tomó entre sus manos, momento en el que Zeus volvió a su forma y la violó.

Después de esto, desposó a su hermana con la que, como curiosidad, diremos que tuvo una noche de bodas que duró trescientos años.

Con ella tuvo a Ares, dios de la guerra, Hebe, diosa de la juventud, Ilitia, diosa de los partos, y a Hefesto, aunque algunas historias cuentan que éste último lo tuvo ella sola, sin necesidad de actuación por parte de hombre alguno, llevada por los celos de que Zeus hubiera tenido por sí mismo a Atenea.

Zeus era enamoradizo en extremo, lo que no era nada bueno para los nervios de su mujer, que se volvía histérica cada vez que la engañaba y perseguía hasta el cansancio a las amantes y prole de su marido procurándoles todo tipo de desgracias.

Las amantes divinas más famosas de “Zeus Tonante” fueron:

Démeter, Diosa de la Agricultura: Su hermana, al igual que le ocurrió a Hera, no pudo escapar del Dios con el que tuvo una hija, Perséfone, que, como sabemos, acabó siendo la Reina de la Humanidad Difunta gracias a su matrimonio con su tío Hades.

Leto, Diosa de la Noche y de la Luz del día: Fue la madre de los dioses Apolo y Artemisa. Cuando Hera descubrió que Leto estaba embarazada y que su marido, Zeus, era el padre, prohibió que Leto diera a luz en terra firma, o el continente, o cualquier isla del mar. Encontró la parturienta la isla flotante de Delos y dio a luz allí. Como gesto de gratitud, Zeus sujetó la isla con cuatro pilares. Primero nació Artemisa y ésta ayudó a nacer a su hermano Apolo

Dione: Con ella, según algunas leyendas, tuvo a Afrodita. No obstante, la mayor parte de las ocasiones se considera a la Diosa del Amor como una titánide nacida de Urano y Gea, tras caer los atributos del Cielo en la Tierra, fecundándola, tras haber sido cortados por Cronos.

Eris: Diosa de la Discordia con la que el Padre de los Dioses habría tenido a Ate, diosa de la Fatalidad. No obtante, el episodio más conocido de esta diosa no se debe a sus uniones con Zeus, sino a haber comenzado la Guerra de Troya indirectamente cuando en el banquete de bodas de Tethys y Peleo lanzó una manzana de oro para “la más bella”. En ese punto, las diosas compitieron por ella, siendo Paris su juez, de forma que las que perdieron juraron vengarse del troyano.
Afrodita, la ganadora, premió a Paris con la mujer más bella del mundo: Helena de Esparta.

Maia: Era la mayor de las pléyades y dio a luz a uno de los más simpáticos dioses olímpicos; Hermes, el mensajero.

Mnemosina, Diosa de la Memoria: Esta titánide tuvo de Zeus a las Musas.

Selene, personificación de la Luna: Dio a luz z Erse, Nemea y Pandia.

Sus amantes humanas fueron:

Calisto: era una seguidora de Artemisa que hizo voto de permanecer virgen, pero Zeus se enamoró de ella por lo que, para tenerla, se transformó en Artemisa, otros dicen que en Apolo, y la tomó. Con ella tuvo a Arcas. Algunos dicen que Hera, otros que Artemisa enfadada de que no se hubiera respetado la castidad, convirtió a Calisto en osa, cuando su propio hijo estuvo a punto de matarla, Zeus les subió a los cielos como la Osa mayor y la Osa Menor.
Hera no estaba satisfecha con la situación de Calisto y Arcas en el cielo, por lo que pidió ayuda a Tetis, su niñera. Maldijo las constelaciones que, por ello, tienen que orbitar para siempre alrededor del cielo sin bajar nunca del horizonte.

Sémele: Era una mujer mortal con la que Zeus tuvo al dios Dionisio, o Baco para los Romanos. Una celosa Hera intentó matar al niño enviando a los Titanes a despedazarlo tras atraerle con juguetes. Zeus ahuyentó a los Titanes con sus rayos, pero éstos ya habían devorado todo salvo el corazón, que fue salvado, según la fuente, por Atenea, Rea o Deméter. Zeus usó el corazón para implantarlo en el vientre de Sémele y que volviera a nacer. A veces se cuenta que Zeus le dio a comer el corazón a Sémele para embarazarla.

Io: Era una princesa árgiva con la que Hera estuvo a punto de sorprender a Zeus, pero éste lo evitó convirtiéndola en una ternera. Sin embargo Hera sospechó el engaño y pidió a Zeus que le diese la ternera como un regalo, a lo que éste no pudo negarse.
Cuando Hera recibió a Ío, la dejó a cargo de Argos, el gigante de cien ojos, para mantenerla apartada de Zeus. Éste envió entonces a Hermes, quien disfrazado de pastor logró que todos los ojos de Argos cayesen dormidos con historias aburridas, y entonces lo mató de una pedrada, rescatando así a Ío. Hera envió entonces un tábano para que la picase, obligándola a vagar sin rumbo por el mundo con forma de vaca. Una versión alternativa cuenta que Ío fue transformada de nuevo en ninfa por Hera en Egipto.

Lamia: reina de Libia a quien Zeus amaba. Hera la transformó en un monstruo y mató a sus hijos o, alternativamente, mató a sus hijos y fue el dolor lo que la convirtió en dicho monstruo. Lamia fue maldecida con la incapacidad de cerrar sus ojos, de forma que siempre estuviese obsesionada con la imagen de sus hijos muertos. Zeus le concedió el don de poder sacarse los ojos para descansar, y luego volver a ponérselos. Sentía envidia de otras madres y devoraba a sus hijos.

Otras amantes:

Photobucket
(Leda y Zeus, convertido en Cisne para seducirla.)

1. Almena: Hércules
2. Antiope: Anfión y Zetos.
3. Dánae: Perseo.
4. Egina: Aiacos o Éaco.
5. Electra: Dardano, Harmonia y Iasión.
6. Europa: Minos, Radamantis y Sarpedón.
7. Leda: Helena de Troya y Cástor y Pólux (los dioscuros que dan lugar a la constelación de géminis)
8. Olimpia: Alejandro Magno.
9. Taigete: Lacedemón.

Y podría seguir con la lista, pero entonces este post sería el triple de largo y no creo que os haga gracia.

Su amante masculino más famoso fue Ganímedes, que fue llevado al Olimpo por él como copero de los dioses.

Photobucket
(Supuesto aspecto de la estatua de Zeus en Olimpia)

Después de esto pensaréis; ¡pobre Hera, es la Diosa más cornuda! O ¡Démosle el premio al más lujurioso del Olimpo! Pues no, criaturillas, hubo un dios capaz de superarlo en lo que amantes se refiere… Poseidón no conocía el decoro, por lo que se ve. Apenaos pues de Anfítrite, a la que conoceréis un día de estos.

Por último, en lo que a sus atributos se refiere, Zeus usualmente está representado como un hombre corpulento, de pelo y barba canos, que porta en su brazo el famoso rayo que le regalaron los gigantes para luchar en la Titanomaquia. De todas formas, en ocasiones, este rayo es llevado por la portadora de tal fenómeno; Astrea.

Además, la Égida es otro de los objetos que suelen relacionarse con él (así como con Atenea). Este es el escudo redondo (rodela) creado por Hefesto para el dios, que lleva la cabeza de Medusa en el centro. Las leyendas posteriores dicen que fue realizado con la piel de la cabra Amaltea, que cuidó de Zeus, a la que el dios recubrió con la piel de otra cabra, revivió y elevó a los cielos como estrella, concretamente “Capella” de la constelación “Auriga”.

Según parece, al agitarlo, podía cubrir de nubes el cielo y crear espantosas tormentas.

Era un símbolo de realeza y de invencibilidad que casi siempre estaba en manos de Atenea y que era prestado en raras ocasiones a Apolo.

También podía nombrarse como tal al peto protector con la que en ocasiones de representa a Zeus y a Atenea. Esto es debido a una deformación en la leyenda en la que el escudo podía ser llevado atado al cuerpo con piel de cabra y tapando el pecho, haciendo las veces de coraza.

Aún en estas representaciones, la cabeza de Medusa está siempre en el centro.

Además de con el rayo y la Égida, Zeus está unido al roble y al águila, debido a que a ambos se les une con la nobleza y realeza.

En su culto, el padre de los dioses puede ser llamado Zeus Olimpio, Panhelenios (de todos los griegos), Tonante, Xenios (Hospitalario), Horkios (Vigilante de los juramentos), Agoraios, Egioco (portador de la Égida), Meiliquios (amable), Metieta (Sabio), Upator (supremo), Mestor (director de todo), Femios (Afamado) o Pannonfaios (el que todo lo oye).

Photobucket
(Oráculo de Dodona)

Lo que no todo el mundo sabe es que era, además, un dios profético. Su oráculo predilecto era Dodoma, en Epiro, en el que los sacerdotes, escuchaban los designios del Dios a través del viento que trascurría entre las ramas del roble sagrado de aque lugar. Posteriormente, los sacerdotes fueron reemplezados por las peleiades.

Su otro oráculo se encontraba en Lebadeia.

Muchas otras historias pueden contarse de Zeus, pero por hoy ya es suficiente. Iré subiéndolas poco a poco en otras entradas de las catacumbas.

14 comentarios:

RIDLY dijo...

ATENCION soy ridli, como se accede al resto de tus blogs protegidos por codec del papado ,

Pandora dijo...

Hola Ridly.

Pues los otros dos blogs son de historias.

La Fuente de las Musas es de Fanfics y lo comparto con una amiga y El Templo de Clío son historias originales.

Para acceder es necesario que yo te agregue. Si quieres leerlos te añado encantada.

CancerSaint dijo...

Sublime y magistral la clase de historia mitológica, que currada te has pegado para sacar toda esa información. Gracias por compartirla y felicidades, porque te ha quedado de lujo.

:D

Pandora dijo...

Vaya, muchas gracias... Me pones colorada. :)

Lo largo del post era lo que me ponía más que vaga para terminarlo y subirlo, pero ayer me entró la vena mitológica.

Espero que la inspiración no se me acabe demasiado pronto y me dure como para poner en una semana, más o menos, la entrada de Hera.

Kardis "Hija del Eje del Mal" dijo...

Snifff... snifff... que orgullosa me siento de mi querida mami casi supera en extensión mis "entradas marca de la casa"... sniff... snifff... (aplausos).

Ya hechaba de menos una entradita olimpica, te ha quedado muy bien. No sabía que Eris también había sido amante de Zeus.

Aunque he de decir que de los dioses olimpicos me caían mejor Hades o el mensajero de los dioses Hermes. Diosas me quedo con Atenea (la autentica no la pelivioleta).

Besitos.

Que orgullosa estoyyyyyyyyy.... me has emocionado con esta entrada.

Isra dijo...

holaaaaa, aqui llego.

como no, completisima entrada mitologica, no esperaba menos de la enciclopedia-humana referente a la antiguedad jejeje (daba miedo lo extensa que es...).

Aun que ya sabes que soy mas de su padre Cronos...me van mas los titanes jejeje

Pandora dijo...

Kardis: Es imposible superar tus extensiones, ¡oh, gran wikipedia de manga/anime!, pero se intenta.
No te preocupes por las entradas olímpicas, que van a ser más asiduas que antes... Le he pillado el truquillo después de esta.

Isra: Ya sabes, si quieres saber algo de mitología y similares sólo tienes que recurrir a mi. A lo largo de los años he obtenido montones de conocimientos.

¿Eres de Cronos? No puede ser...

RIDLY dijo...

pues que sepais que yo soy el caballero de sagitario protector de mis protegidas y respetadas pandora san , kardis san , y alazne san

Pandora dijo...

Jajajaja!!! Gracias por incluirme entre tus protegidas.

Ya tengo a mi Saga de Géminis y a Sagitario... ¡¡Pronto me haré con todo el bendito Santuario!!

Kardis "Hija del Eje del Mal" dijo...

Oh!! Thank you Caballero de Sagitario, me alegro de ver que tenemos protectores. Has creado un triunvirato :)

Pando chan nunca permitiré que tengas a todos los dorados, recuerda q la mitad son de tu hijita. Más concretamnt casitodos los pelos pantenne para regañar con cierta vampira q se encapricha de los mios (sniff).

Es bueno saber que seguiras con más mitología y yo creo q tu puedes, seguro que al final si te lo propones supera mis entradas.

Besitos.

Ah! Tengo la entrada que me pediste de reto hecha y la de Code Geass tb, ya me diras... (consigo picarte sin subirla, nuevo record, yo q quería sorprendete y luego picarte... no puede ser).

RIDLY dijo...

algunos se preguntaran , y lari san no es tu protegida?
y yo les dire , NO , es mucho mas que eso , lari san es mi MAESTRA
( COMO EL VIEJO ESE DEL QUE NUNCA ME ACUERDO EL NOMBRE , YA SABEIS EL CABALLERO DE LIBRA , PERO MUCHO MAS GUAPA QUE EL )

Kardis "Hija del Eje del Mal" dijo...

Sip, era raro que dejaras a Lari fuera, je, je, je (al viejo Dohko le puedes llamar la seta pasada como le decimos para entendernos Pando y yo).

Pando ha estado muy bien el cafecito de hoy y no creo que hablemos tanto ¿no?

Besitos.

Lady dijo...

Hi!! Después de no sé cuantos meses siguiendo tu blog por fin me decido a comentar (;P hay que ver como soy a veces)... ¡Pedazo entrada! Quedó larguísima, aunque eso no me importa porque en 3 mins. ya estaba leída pero eso es tema aparte. Tu blog ees magistral, ojalá el mío algún día se le parezca... Un beso muy grande!!

Pandora dijo...

Prohibido pasarse sin comentar, que Cancerbero sufre comiendo a Seiya... ;P

Sí, las entradas me suelen salir alrgas, pero también los comentarios... No tengo remedio.

Me alegro de que te guste el blog y pásate cuando quieras.

Besitos y mordiscos (que son marca de la casa).