martes, 21 de octubre de 2008

Halloween.

Y pensaréis, ¿pero esta mujer no había dejado ya de hacer cambios? Pues sí, pero es que todos los años pongo el blog a tono con las fechas que vienen y éste no podía ser menos.

Por ello, no sólo ésta Lamia que os escribe se ha puesto las pilas, sino también los diversos habitantes de este castillo que tienen a bien asomarse a las ventanas. Espero que os gusten, porque no me hago responsable de lo que Aiacos, Minos o Radamanthys puedan hacer si objetáis ante tal despliegue... están en la puerta de entrada, por propia voluntad, puestos como porteros en la discoteca.

Bueno, a lo que vamos hoy... hablemos de la fiesta de Halloween y estrenaremos categoría, "El Bestiario Medieval", en la que hablaremos un poco de las criaturillas nocturnas y otros monstruos de relevancia.

A leer.
_________________

¿Alguno os habéis preguntado alguna vez cuál es el origen de Halloween?

Seguro que sí, sobre todo llegando a estas fechas tan cercanas en las que se nos recuerda lo mucho que celebran los americanos esta fiesta.

Pues debo decir, que no es una celebración típica de aquellos lugares, sino que es originaria de aquí, de Europa. Más concretamente, fueron los celtas los que iniciaron las diversas tradiciones que han llegado hasta nuestros día al celebrar el festival de Samhain.

Era esta la fiesta más importante que se celebraba a lo largo del año, siendo de hecho el momento del Año Nuevo Celta. Estaba dedicada a la cosecha y al comienzo de la mitad oscura del año.

Los celtas dividían el año en dos mitades: la mitad clara, que comenzaba entre abril y mayo, caracterizada por la mayor luminosidad de los días, y la oscura, que se iniciaba en la luna llena de octubre, que coincidía con los meses de menos luz.

Durante tres noches, llamadas Samonios, se celebraba esta entrada de año y fin de la cosecha del que os hablo.

Pero además, era el momento de honrar a los difuntos, por lo que los druidas realizaban ritos especiales durante este periodo, pues se les permitía traspasar las barreras de la muerte y caminar junto a los vivos.

Los familiares de estos, para impedir que fueran molestados por continuas pesadillas al verse los difuntos olvidados, debían dejar comida en la puerta para apaciguarlos. Siendo éste el inicio del famosos "¿Truco o trato?" en el que los niños de hoy en día van de puerta en puerta pidiendo caramelos.

También realizaban otro ritual para guiar sus almas mediante la luz, para lo que vaciaban nabos en cuyo interior ponían un pequeño fuego o tizón.

Como podéis imaginar, esto es el inicio de la famosa calabaza americana, que no es más que una modificación, a gusto del consumidor estado-unidense, del rito pagano.

Y os preguntaréis cómo es que esta festividad celta, muy propia de la Galia, ha sido conocida con posterioridad a la conquista de este pueblo por los Romanos.

Pues en bastante fácil. En Roma se caracterizaban por respetar e, incluso, incorporar las festividades y dioses de los pueblos vencidos a su propio calendario, en tanto en cuanto dicho pueblo aceptara los suyos. Así pues no tuvieron problema en incluir esta fiesta que se identificó con la Diosa Pomona, Señora de la cosecha y la fertilidad, que tenía ya un festival propio por esas fechas.

Una vez que el Imperio Romano se cristianizo, se pretendió acabar con las fiestas paganas, incluyendo esta. Al ser este un festival muy extendido, en vez de prohibirlo, se decidió maquillarlo y que pasara a ser una festividad cristiana mediante la celebración de "La Noche de Todos los Santos" y el "Día de Difuntos" el día 1 de Noviembre.

Es también este momento cuando, por una desviación lingüística inglesa, éste toma su nombre actual.

En Inglaterra, el día 1 de noviembre es llamado "All Hallows' Day" y se denominó a la noche anterior "All Hallows' Eve". Al contraerse el nombre pasó a ser: Halloween.

Por último, en cuanto al porqué de los disfraces que pueden verse estos días, la explicación la encontramos durante la Edad Media.

Era momento de grandes hambrunas en Europa, así como de epidemias, por lo que las mentes debían afilarse para poder sobrevivir. Así, algunos asaltadores de caminos comenzaron a disfrazarse de almas y espíritus para asustar a sus víctimas y facilitarles el trabajo.

Así pues, esta festividad Europea llegó años después a Estados Unidos, gracias a la emigración Irlandesa, que como sabemos es una máquina de hacer dinero gracias a lo bien que venden sus productos (véase la coca-cola).

Se cogieron los elementos de los que os he hablado, lo agitaron en una coctelera, cambiaron lo que les pareció oportuno, le hicieron gran campaña de marketing mediante el cine y... ¡Voilet! Ya tenemos la fiesta que todos conocemos.

En realidad, lo único "americano" de Halloween es la famosa calabaza "Jack", debido a la leyenda de un joven con este nombre al que le prohibieron la entrada en el cielo y en el infierno. Éste, se paseaba por la tierra con una pequeña linterna (un nabo con un tizón en su interior) que le había dado el diablo en persona.

Asociaron esta historia con el "nabo celta" y, como son muy suyos, cambiaron esta hortaliza por la calabaza.

Espero que os haya gustado la explicación.
Mordiscos a todos.

Photobucket - Video and Image Hosting

7 comentarios:

Sybelle dijo...

Primeeeeeeeeeeeeeeee!!!
Pues no tenía yo idea de la historia de Halloween, fíjate tú, pero está bien esto de saberlo jejeje.
Por cierto, me encanta como has decorado tu castillito, yo el mío sigue de reformas porque no me gusta nada como ha quedado, pero ando sin tiempo para ello, así que esperar toca... que remedio.
Por cierto, espero que este Halloween lo compartas con nosotr@s, que fuimos unas brujillas (algunas más sexies que otras) de lo más divertidas.

Mordiscos!!

Pandora dijo...

¡¡Por supuesto!!

Este Halloween en principio estou más que libre para vosotros. De hecho, Kakashi-sensei ya me había dicho algo de vestirnos de Shinigami y parecía que todos habíamos aceptado la medida (me extraña que no lo supieras)

La historia de Halloween no tiene desperdicio... Lo que hace el marketing.

Besos.

Kardis dijo...

¡¡Como molan las imagenes!! Me gusta el look halloweenense.

Ejem... ejemmm... volviendo a la entrada. Yo lo de Halloween si lo sabia, lo vi de peque en alguna serie americana que explicaban de donde venía (creo que en un capi de Cazafantasmas y alguna serie mas).

Besitos

Que mono es Minos!!

Pandora dijo...

La verdad es que el nuevo look se me ocurrió en el momento... Ya sabes que si me sobre tiempo me pongo a pensar y o me da por escribir o por revolucionar el blog.

¿Lo de Halloween lo decían en Caza fantasmas? Y yo sin enterarme.

Mordiscos.

P.D. Estas empezando a ser una fan absoluta de Minos... Yo soy de los tres, pero a ti te veo superlanzada con el Grifo.

Anónimo dijo...

Pues como estoy HARTA he decidido despejarme la mente y ... mira por donde... entradas nuevas!! jejejje así que he decidido venir a leermelas todas, y la verdad es que molan las reformas que le has hecho a tu castillito!! ERES UN HACHA!!!

En cuanto a la fiesta de Halloween... pues hombre, está bien lo de los americanos... pero vamos, aquí en España tambien se hacía desde hace... o más, pero claro, no han sido tan famosas sus luces porque claro, una linterna de melón pues no tiene tanto glamour, y sobre todo si no tienen nombre jejejeje Pues sí señor@s, en mi pueblo yo siempre en los Santos he tenido una linterna en forma de melón, cuando estaban más baratas de calabaza, con sus ojitos y eso y hale! a pegar sustos al personal! jejejeje así que... el merito de unos Santos divertidos no lo tienen sólo los americanos jejejej

UN BESAZO!!!

muak!!

pd.- y me vais a mandar a Cuenca, pero... la noche de los Santos hacen el Tenorio jejejej... así en plan informativo jejejejejejeje

Lalaith!

Nancy Callahan dijo...

¡Vaya!

No tenía ni idea de que esta fiesta tuviera su origen en Europa y menos sabía que no se trataba de una festividadad "typical Yankee" :-S

Muy interesante la explicación, y la clase de historia ;)

Pandora dijo...

Lalaith: ¡¡Ya era hora de que mi autoproclamada fan número uno volviera por mi casita!

Tienes razón en lo de las linternas de la Noche de Todos los Santos. Mi padre me ha contado muchas veces que en su pueblo, cuando era pequeño, se habían con calabaza o lo que hubiera más barato.

Nancy: Para que veas cómo nos engañan para que "compremos" el producto. Le hacen cuantro modificaciones no muy en profundidad, le cambian el nombre y lo lanzan al mercado...