miércoles, 10 de septiembre de 2008

La Titanomaquia.

Bueno, después de la vuelta de vacaciones y de todas las noticias que he podido contaros, he decidido volver a mis secciones usuales. Al bichear por el blog me he dado cuenta de que os había presentado ya a los Titanes, pero que aún no os había hablado de la Guerra que tuvo lugar con los Olímpicos, así que me he decidido por iniciar estos post por las Catacumbas. Así sin más, vamos a introducirnos un poco en "La Titanomaquia".

Pues bien, como ya os he comentado antes, tras expulsar a Urano de su trono, fue Cronos quien se erigió como máxima divinidad de la Tierra. Precisamente su padre vaticinó al nuevo monarca que sería derrocado por su hijo al igual que le había ocurrido a él, por lo que tomó ciertas precauciones para que esto no ocurriera. Al mismo tiempo que su esposa Rea daba a luz, el tragaba a los vástagos.
Rea, cansada, decidió en su último embarazo acabar con las prácticas de su marido y junto con Gea, la madre de ambos, concibió un plan perfecto. Dio a luz en secreto y después presentó a su esposo una piedra envuelta en pañales que éste se tragó sin mirar. Cuando el bebé, que no era otro que el mismísimo Zeus, creció, decidió liberar a sus hermanos dando a su padre un ungüento que le haría vomitarlos.
Tan pronto como aquello ocurrió, Poseidón y Hades se aliaron con su hermano comenzando así la Guerra que Cronos tanto había temido. Las hermanas de los tres también se posicionaron en su bando, pero no tuvieron un papel especialmente relevante en los hechos posteriores.

Photobucket - Video and Image Hosting
La Victoria de Samotracia. Representación alada de la diosa Niké.

Los bandos eran muy claro en este caso. Por un lado se encontraba Cronos, que era ayudado por sus hermanos (a los que ya conocéis de post anteriores.), cuyo Palacio y Cuartel de operaciones se encontraba en el Monte Otris. No obstante, no todos se posicionaron a su favor. Su hermano Oceano y Prometeo (ambos Titanes) apoyaron y ayudaron a los Olímpicos, lo que explicaría el trato de favor que siempre tuvo el primero y que mantuvo el segundo hasta que robó el fuego para dárselo a los humanos.
Zeus, por otro lado, era apoyado por los dos titanes anteriormente mencionados, por la oceánide Estigia, por los hijos de esta ;Cratos (Poder), Bía (Violencia), Zelo (Emulación) y Niké (Victoria) y por sus hermanos. Su punto de operaciones era el que con posterioridad se convirtió en la morada de estos Dioses; El monte Olimpo.
Desde ambos lugares se mantuvo la lucha, consistente en arrojarse grandes piedras como armas, durante un periodo de tiempo de diez años. Transcurridos estos, Zeus se cansó de proseguir con una lucha que se mantenía en tablas y, para ganar y finalizarla de una vez, pidió ayuda a su abuela Gea. Esta harta de ver la injusticia cometida por Cronos tanto con sus propios hijos, como con sus hermanos los Cíclopes y los Hecatonquiros, ayudó al joven al igual que había hecho con Rea. Le advirtió que sólo vencería si contaba con la ayuda de sus tíos (Cíclopes y Hecatonquiros) a los que su padre había encerrado en el Tártaro.
Así pues, Zeus bajó hasta lo más profundo del lugar dictado por su abuela y liberó a aquellos que debían ayudarlo. Como recompensa por haberlo hecho, todos ellos se aliaron a su favor y lucharon a su lado pero, además, los Cíclopes, que eran grandes herreros, fabricaron para Zeus su famoso Rayo, el Relámpago y el Trueno, para Poseidón su Tridente y para Hades el "Kinéin", un casco poderoso que concedía la invisibilidad al que lo llevaba.
Todo ello fue determinante para que pudiera finalizar la batalla pues mientras Hades luchaba sin ser visto, Poseidón removía la tierra y el mar y Zeus lanzaba sus rayos haciendo que la tierra ardiera y el agua hirviera. Esto unido a los tres Hecatonquiros, que según se dice decidieron la lucha, que lanzaban sin misericordia piedras colosales con sus cien brazos, dio como resultado al bando de Zeus como vencedor.
Como castigo para los vencidos, Zeus ideo que quedaran encerrados en el mismo lugar en el que ellos habían arrojado a sus propios hermanos; el Tártaro. Dichos Titanes fueron puestos bajo la vigilancia de los Hecatonquiros, que tenían órdenes de no dejarlos salir jamás.

Photobucket - Video and Image Hosting
La derrota de los Titanes. Jordaens.
(Para ver mejos hacer click en la imagen.)

Y con esto termina la primera de las grandes Guerras Olímpicas. Siento mucho no haber podido ser más explícita, pero a penas si quedan "registros" mitológicos sobre dicha historia. Próximamente subiré las nuevas y mejoradas "Historias Olímpicas" y se iniciará una nueva sección mitológica, que tendrá una actualización menos frecuente que las Catacumbas, sobre mitología romana.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Atractivo tu blog. Pero la "historia oficial" puede tener muchas lecturas. Yo creo que antes de la Titanomaquia había una cultura con predominio femenino. Con el triunfo de los Olímpicos se inició el patriarcado, de hecho el cristianismo es una evolución monoteísta de la religión olímpica. Te invito a leer un ensayo que está en http://lanuevatitanomaquia.blogia.com . saludos.

Isra dijo...

hoooola, ya sabes que estas entradillas tuyas me molan, ademas ya sabes que soy pro titates jejeje. Arriba ese Atlas.

Kardis dijo...

La conocia pero siempre es un placer volver a repasar estos mitos aunque sigo prefiriendo la historia de dioses.

Van tres!!! muajajajaja...

Besitos.

Pandora dijo...

Sep, Saguita tiene alma de titán, aunque luchara contra ellos en el Episodio G ¿Quién lo iba a decir?

Creo que Kardis ha tenido una noche movidita contestando entradas ¡Eso te pasa por no visitar a Mamá cuando debes!