martes, 15 de julio de 2008

Musashi.

Hoy me apetecía subir alguna entrada, pero a la hora de la verdad he tenido un problema fundamental... ¡¡Qué subir!! En principio iba a seguir con las entradas de las Catacumbas, pero después me he puesto por ahí a buscar recetas japonesas (no tenía nada mejor con lo que perder el tiempo) y me han dado unas ganas horribles de hacer una de mis famosas entradas gastronómicas.
Evidentemente, en esta ocasión voy a proponeros un restaurante japonés en el centro de Madrid, al ladito de la Cuesta de Santo Domingo. Muchos ya habéis venido conmigo, pero no podía dejar de hacer una entrada.

Se llama Musashi y está en la Calle de las Conchas.
Se come muy bien y no es para nada caro, así que os va a encantar seguro. De hecho rara es la vez que se llegan a los veinte euros por persona, pero claro, eso depende de lo que se pida. Nosotros es que somos muy brutos y no tenemos término medio, aunque últimamente estamos algo más acertados en eso de las cantidades. Yo recomiendo que, si se van cuatro personas o más, cada una de ellas pida un plato y luego, según la cantidad y el número de gente, uno o dos entrantes.

De bebidas hay un poco de todo, desde el típico refresco hasta la cerveza asaghi (creo que llevaba la h, si no es así perdonadme) que está hecha con cebada y arroz. Es muy suavecita (como la Heineken), pero a mi enseguida se me sube a la cabeza. Lo sé, eso no es muy difícil, pero yo por si las moscas aviso. También puede pedirse sake o te. Respecto de este último sólo hacer una puntualización; se sirve frío y está muy bueno, pero es para verdaderos amantes del té, puesto que se sirve sin azúcar y puede resultar raro. Yo adoro el té y, no obstante noté el cambio de sabor ¡¡Avisados quedáis!!

En cuanto a los entrantes, la verdad es que cualquiera de los que tienen son muy buenos. Nosotros usualmente hemos pedido empanadillas japonesas (rellenas de carne), arroz cubierto de tofu frito (espectacular) y yo tengo ganas de probar el onigiri, pero hasta ahora no me he atrevido al no poner de qué está hecho el relleno.

Platos individuales hay montones, así que yo sólo os voy a nombrar unos pocos:
- Kakiage udon: está muy bueno. Es una sopa con tallarines y tempura de vegetales.
- Kakiage: Tallarines fritos con verduras.
- Sopa de Miso: Dicen que está muy rica, pero yo no la he probado porque lleva espinacas y yo las huyo en cuanto puedo. Para el que no lo sepa, el miso son taquitos de soja, cereales y sal.
- Pollo don, ternera don, cerdo o kakiage don: Son platos de carne o verduras con arroz y su salsa respectiva. Se denomina don por el bol en el que se sirve y, dependiendo del ingrediente fundamental se le pone su nombre delante. El pollo está divino.
- Teriyaki: Lo hay de ternera, de pollo, de cerdo y de atún. Cualquiera está rico, así que son recomendables. Simplemente son los trocitos de la carne elegida con la salsa teriyaki, que lleva mirin (vino de arroz con poco alcohol), azucar, sake y salsa de soja. En este restaurante añaden unas semillas de sésamo que le da un toque muy bueno.
- Sushi y sasimi: De cualquier tipo que se os ocurra, porque en esto la carta es muy muy amplia. Yo he probado el de salmón, pero me han dicho que el de atún también está muy bueno. A los que no lo hayáis probado ¡¡Mucho ojo con el wasabi!! Es la pizquita verde que te ponen al lado del plato y pica MUCHO MUCHO. Con una gotita basta para que los paladares más hechos a este tipo de condimentos sufran.

Photobucket - Video and Image Hosting

En cuanto a los postres, encontrareis todos los típicos helados de cualquier restaurante, pero además unos pocos propios de japón.

1. Membrillo de azuki: bueno, uo le llamo membrillo porque no recuerdo muy bien su nombre, pero es más o menos igual. El azuki con judías rojas y sí, no me he confundido y es un postre. Son judías rojas dulces, aunque no está muy azucarado este. Lo he probado y, aunque me gusta, no es de mis preferidos.
2. Helado de té, de sésamo y de azuki: El de sesamo es para amantes de este producto, el de té está muy bueno, aunque no dulce en demasia, pero el que a mi me ha encantado es el de judía roja dulce. Mi preferido, aunque a muchos os suene raro o me llaméis loca.
3. Flan de té verde: Es el favorito de Saga y, la verdad, está muy bueno.
4. Trufas de té verde: Descomunales. Están muy buenas, aunque tienen la manía de manchar de verde los dedos y los dientes. No os extrañéis si tenéis que ir luego al baño a lavaros un poco los labios y a procurar quitar las manchas de los dientecillos. Salvo por esa molestia, que no es tanto, mi postre favorito junto con el helado que os he comentado antes.

Os haré una aclaración más antes de dejaros: Algunas de las comidas más conocidas vulgarmente de japón son; ramen, anko, dorayaki o dango. No, no las encontraréis en el Musashi, aunque si sois buenos a lo mejor os hago alguna un día... Muajaja, tengo la receta y es tan fácil que hasta yo podría hacerlas.
Por cierto, si queréis que os suba alguna receta sólo tenéis que decirlo y creamos una minicategoría en menos de lo que canta un gallo.

En cuanto a las barriguitas michelines... le doy tres y media (aunque tal vez las suba a cuatro)

3 comentarios:

Andrómaca dijo...

Por lo que cuentas, el restaurante no tiene mala pinta y no sale excesivamente mal de precio, algo que está muy bien de cara a la crisis -perdón, quise decir desaceleración económica-.

Puede que un día de éstos me anime, aunque debo reconocer que cuando voy a Madrid suelo sacrificar toda gastronomía en favor de la hindú, que cada vez me pirra más. Estoy a un paso de probar toooooodos los platos del Gurú. Je, je, je, el día menos pensado los camareros nos hacen a Maeglin y a mí el paseillo, que ya están hartos de vernos por el local.

Saludines ;)

Isra dijo...

lo primero, agradecer a mi compi lunilla el enseñarnos este peazo de sitio.
El sitio me encanta, la comida esta buenisima y ambientacion esta genial, ademas de ser intimo, es decir mas bien pequeño jejeje.

pero lo mejor no es la riquisima comida, si no el ir con mas guapa devoradora de judias rojas jejeje

Sybelle dijo...

Buenas!!
Pues sí, ciertamente el sitio está genial!! y ahora yo doy el agradecimiento a Saga por enseñarmelo jejeje.

Cuando fuimos la comida me encantó, tanto, tanto que tenía que enseñarselo por supuestísimo a Álvaro que acabó tan encantado como yo y riéndose porque esa vez sí que fui incapaz de comer con palillos.

En cuanto a los platos ¿qué decir? pues que el pollo Don estaba rico, rico... que la sopa que llevaba tempuras crecía... sí, como leéis, la tempura crecía descomunalmente y... ¡¡pedid el helado de sésamo!! parece tener el color del asfalto pero está riquísimo!!

Aunque la última vez no pudimos ir, hay que repetir prooonto!!

Un beso!

PD: Yo le doy las 4 barriguitas michelín ;)