miércoles, 18 de junio de 2008

Los Titanes.

Yo sé que esta no es de las entradas que más le gustan a Sybelle, porque ella tira más por los sensacionalista, como la entrada anterior (aunque luego se hace la indignada cuando la subo alguna ¡Como si no la conociera!), pero es que creo que es hora de ir subiendo mi arsenal de post guardados para ocasiones especiales. Vamos, que como no tengo tiempo ahora para hacer una entrada os voy poniendo las que tengo hechas desde el año de la pera limonera.

Bueno, vamos a empezar con los Titanes antes de hablar de Titánides o de la Titanomaquia en futuros post. Decir que sólo atenderemos a la primera generación de ellos, por lo que sobre el resto de ellos aprenderemos más adelante.

Los seis Titanes que dominaban el mundo, junto con sus seis hermanas, eran Khronos, del que ya hemos hablado y, por tanto, no lo mencionaremos, Ceo, Crío, Hiparión, Japeto y Océano. Eran todos hijos de Gea y Urano, al que el más joven había castrado con una hoz de pedernal haciéndolo huir y subiendo al trono de su padre, y lucharon contra los Olímpicos en la Guerra denominada “Titanomaquia”.
Hablemos un poco de cada uno de ellos:

1. Koios o Ceo era el Titán que simbolizaba la inteligencia. Tras quedar libre de los designios de su padre, casó con su hermana Febe con la que tuvo a Leto, conocida por ser la divina madre de Apolo y Artemisa, y Asteria.
Fue uno de los primero dioses proféticos representando la adivinación mediante los astros, pues era considerado el eje del cielo, alrededor del que giraban las estrellas. Por ello se entendía que era el portavoz de Urano.
Sus hijas también eran clarividentes, siendo Leto el poder de la luz y Asteria el de la oscuridad.
Su oráculo se encontraba en las regiones hiperbóreas y, al igual que Delfos, estaba guardado por una serpiente; Draco.
Fue vencido por Zeus y se le confinó en el Tártaro con alguno de sus hermanos, sin embargo, otros apuntan a que Ceo fue el dragón (se le unía al citado Draco) que fue lanzado a los cielos por Atenea en la Titanomaquia.

2. Kríos o Crío era el titán guardador de rebaños y manadas. Poco se sabe de él a parte de su participación en la Titanomaquia y de su paternidad, con Euribia (una de las Póntides y también hija de Urano y Gea), de Astreo, Perses y Palas, el marido de Estigia (no confundir con la compañera de juegos de Atenea). También se le considera el padre de Pitón, custodia del Oráculo de Delfos.

3. Sobre Hiperión existe bastante polémica. En principio es considerado como el fuego astral y, debido a ello, se le suele confundir con Helios, su hijo. No obstante, esta confusión sólo se mantiene en las obras griegas más antiguas, como las Homéricas. También se le tiene como el protector de la observación.
Se casó con su hermana Tea, la Titánide de la Vista, con la que concibió al mentado Helios, a su hermana Selene y a Eos. Todos ellos son titanes de segunda generación.
No tuvo una gran trascendencia en la mitología, pero no obstante podemos observar algunas leyendas sobre él. Así se dice que, siendo envidiado por el resto de sus hermanos, debido a la belleza y virtud de sus hijos, conspiraron para provocar su muerte, tras la cual Eos, Selene y Helios debían ser ahogados.

4. En cuanto a Japeto, fue uno de los titanes que perecieron durante la Guerra contra los Olímpicos, cayendo a manos de Zeus. Se le considera el ancestro de la raza humana, pues es padre de Prometeo. Además, con una de las Oceánides, fue padre de Epimeteo, Menecio y Atlas.
Son varias las afortunadas consideradas sus esposas. Algunos aseguran que fue Asia, otros que Climent e, incluso, se le llega a unir con Tetis, su hermana y esposa de Océano, Asopis o Libia. Esquilo, por ejemplo, asegura que su esposa era Temis.
En cuanto a su final tras la Titanomaquia, existen dos versiones; En la primera se le considera encerrado en el Tártaro como algunos de sus hermanos, mientras que mitos más recientes establecen que fue enterrado bajo una isla: Inarime. (Isla de Isquia en el archipiélago Paretenopeo, entre el Golfo de Nápoles y el Mar Tirreno.)

5. El último de los Titanes primigenios es Océano, que los griegos creían que era el gran río que surcaba toda la tierra que, además, era plana. Se le suele representar como un hombre mayor, musculoso con una larga barba blanca, cuernos y, a veces, pinzas de cangrejo. Su parte inferior es alargada como la de una serpiente. Casó con su hermana Tetis, con la que tuvo a las ninfas del mar, las Oceánidas, que eran más de tres mil y a los llamados Oceánidas, también los ríos, las fuentes y los lagos.
Mientras que en un primer momento, como ya hemos dicho, se consideraba a este el gobernante de todas las masas acuáticas, con el surgimiento de Poseidón se desvirtuó su reino atribuyéndole sólo las aguas desconocidas del Atlántico, mientras que el resto era gobernado por el Olímpico.
Este fue uno de los pocos titanes, junto con Temis y Prometeo, que no se unió a sus hermanos en la guerra, manteniéndose neutral como ya había hecho en la lucha de su hermano contra Urano. Eso le valió el no ser exiliado al Tártaro y el cariño de los Olímpicos. De hecho tanto él como su esposa estuvieron muy ligados a Hera, Señora de los Dioses, a la que se supone criaron en su palacio tras ser regurgitada por su padre.


Photobucket - Video and Image Hosting
(Fontana de Trevi. Roma.)

4 comentarios:

Kardis dijo...

Esta es del tipo de entradas que más me gustan. Recuerdo los titanes pero reconozco que me iban más los dioses y me he leido más los mitos de estos últimos.

Pero igualmente esperaré esas futuras entrads y vereemos si recuerdo mejor o peor.

Besitos vampirilla.

Nos hemos cambiados los puestos ahora soy yo la que actualizo más lenta y tu subes entradas muy rápidamente....ji.ji,ji...

besitos.

Pandora dijo...

Lo cierto es que los Titanes nunca fueron tan protagonistas como los Olímpicos, así que cuesta un poco encontrar su información... Claro, hay excepciones como Atlas, Prometeo y Eepimeteo, que tienen algo más de chicha.

Las Semana que viene las Titánides.

Maeglin dijo...

Pues Hiperion no tendría mucho peso en el organigrama de la TITANOMAQUIA o en la mitología pero el tiempo le ha devuelto parte de la gloria ya que es un nombre recurrente entre maestros de la Ciencia Ficcion como Asimov o Philip K. DIck.Son recurrentes en bautizar naves, mundos, organizaciones e incluso personajes con el nombre de hiperion.

Sybelle dijo...

Que razón tiene la nena!!
Sybelle prefiere noticias más sensacionalistas jejeje!!
Pero oye, aunque no haya mucho tiempo para leerlas... bien lo sabe la fuente de las musas... sí que dejo mi impronta por aquí!!

Besitos penitenciaristas!!