domingo, 6 de enero de 2008

Se "finí".

Pues sí, niños. Se ha acabado la Navidad, lo que significa que mañana les toca currar a estas opositoras sufridas que somos Andro y yo (¡¡Necesito más tiempo!! ¡¡Ahora me toca repasar todas las obligaciones y contratos!!), Papá Noel ya se ha dejado caer por la chimenea con su barrigón, su barba y el saco de regalos mientras Rudolf se reía a base de bien cuando se quedaba atrancado, los Reyes Magos se han paseado por las ciudades y han dejado regalos a los niños buenos y carbón a los malos...
Por tanto, ya no hay razón de ser para la decoración que hasta ahora había mantenido el blog, así como para la música, por lo que voy a jubilarlo ya mismo.

¡¡Queda oficialmente cerrado este periodo de tiempo en Castellum Lamiae!!

3 comentarios:

Carlos dijo...

Se acabó la época de las falsedades, los cenorrios interminables, los regalos desmedidos a los niños y los platos repletos de conejo como nos recomendaban desde el gobierno.

Gracias a Dios la Navidad acabó. Que llegue el verano, por favor...

Sybelle dijo...

¡¡Bienvenida Dama del Zodiaco!!
Es un placer leerla por aquí. Espero que Ávila no le haya pasado factura y no nos venga resfriada... jejeje

Mordiscos

Andrómaca dijo...

Vaya, Sr Knopfler, cuanta animadversión hacia la Navidad. No considero que sean unas fiestas tan sumamente malas. Consmumistas sí, pero no abominables. Y lo de la hipocresía y las falsedades, desgraciadamente, existen durante todo el puñetero año. No es culpa de las fechas.