domingo, 13 de enero de 2008

Grecia, la cuna de nuestra civilización.

Mis pequeñas criaturillas nocturnas, pobladoras de los oscuros rincones de mi castillo:
Ayer a mediodía, cuando hacía un descansito antes de seguir con mi estudio perpetuo, me dio por limpiar el armario del cuarto de estudio. Lo sé, es una actividad que algunos calificarían de poco reconfortante, pero lo cierto es que eso y planchar a mi me relaja mucho.
Bueno, lo importante no es que me diera por limpiar, sino lo que encontré en un olvidado cajón: La documentación de mi viaje a Grecia. Planos, lugares de interés e, incluso, un diccionario de Español-griego moderno aparecieron ante mi vista haciéndome rememorar viejos tiempos. Por supuesto, me entró añoranza de aquel viaje y de todas las locuras, estupideces y pardilladas que nos ocurrieron, además de los lugares tan magníficos que conocí.
Después, cuando entré en el messenger a hablar con mi Saga, me dije: "¡Ostras! Pero si aún no hemos estrenado la sección de viajes".
En principio, yo quería hablaros de mis viajes veraniegos por tierras alicantinas, pero es que no me he podido resistir...
¡¡Señoras y Señores!! ¡¡Vampiros, Demonios, Fantasmas y Gondorianos!! ¡¡Amigos todos!! Tengo el orgullo de inaugurar la única sección anunciada que aún no había estrenado.


¡¡Bienvenidos a "La Perla Negra"!!

En ésta primera incursión en el tema, sólo os voy a dar los datos generales del país y os contaré unas cuantas anécdotas del viaje hasta allí, que algunos ya me habrán oído relatar en más de una ocasión. Próximamente, por tanto, disfrutaréis de los lugares más importantes y emblemáticos.

Disfrutadlo.

GRECIA.

Introducción:

Es un país situado en el sureste de Europa. Ocupa la parte más meridional de la península de los Balcanes y comprende numerosas islas. Limita, al noroeste, con Albania; al norte, con la Ex-República Yugoslava de Macedonia y con Bulgaria; al noreste, con Turquía; al este, con el mar Egeo; al sur, con el mar Mediterráneo y, al oeste, con el mar Jónico. Su superficie total es de 131.957 km², de los cuales aproximadamente una quinta parte corresponden a las islas de los mares Egeo y Jónico. Atenas (Athenai) es su capital y la mayor ciudad.

La porción continental de Grecia abarca las regiones de Tracia y Macedonia al norte; Epiro (Epeiros), Tesalia y Grecia Central en las zonas centrales y, al sur, el Peloponeso, una península unida al resto del continente por el istmo de Corinto. El canal de Corinto, completado en 1893, atraviesa el istmo homónimo y convierte en una isla artificial al Peloponeso. El resto de Grecia se compone de islas, entre las que se incluyen Eubea (Évvoia), Creta (Kríti), las Espóradas septentrionales, las Cícladas (archipiélago), el Dodecaneso (grupo de islas) y las islas Jónicas, Icaria, Quíos (Chíos o Khíos), Lemnos (Límnos), Lesbos, Samos, Samotracia y Thásos

Las aguas costeras de Grecia son profundas y se adentran en el interior del continente. Los golfos de Corinto y Salónica, a uno y otro lado del istmo de Corinto, separan el Peloponeso de la Grecia Central y septentrional. El país tiene pocos pero buenos puertos. El golfo de Egina posee los mejores anclajes, en concreto los del magnífico puerto natural de El Pireo, puerto de Atenas. Kérkira o Corfú, una de las islas Jónicas, también cuenta con un puerto excelente


Photobucket - Video and Image Hosting

Territorio:

Grecia tiene fama por su belleza natural. El terreno es montañoso y escarpado, como escribía el geógrafo griego Estrabón: “miles de brazos de mar presionan hacia el interior del país”. En cuanto a sus recursos naturales, es relativamente pobre.

Aunque no cuenta con una gran superficie, Grecia tiene un relieve muy variado. Sus principales regiones geográficas son: los montes centrales; la región húmeda, una región montañosa al oeste; las secas y soleadas llanuras junto con los sistemas montañosos, más bajos, al este de Tesalia, Macedonia y Tracia; Grecia Central, la extensión suroriental del continente donde se gestaron las ciudades-estado de Grecia; la región montañosa del Peloponeso; y las islas, que se encuentran en su mayoría en el Egeo.

La región montañosa central, los montes Pindo, que se extienden de norte a sur, componen una de las partes más accidentadas y de menor densidad de población del país. El Olimpo, la cima más elevada de Grecia (2.917 m), era considerada en la antigüedad hogar de los dioses. Las laderas occidentales, que se extienden a través de Epiro hasta el mar Jónico, son un poco menos escarpadas y más habitables. El extremo suroriental de Grecia Central, conocido como el Ática, se encuentra dividido por relieves montañosos en numerosos valles aislados y llanuras. La parte más famosa de Grecia, la llanura ateniense, está en Ática. La llanura más extensa de la costa oriental, no obstante, es la de Beocia, al norte de Ática. Tesalia, una llanura rodeada de montañas, es una de las regiones más fértiles del país. Las mayores llanuras de Grecia son las de Macedonia. Tracia, al este, tiene un relieve variado compuesto de montes, valles y algunas llanuras costeras. El Peloponeso, también montañoso pero en menor grado que Grecia Central, tiene la forma de una enorme mano, con penínsulas que se extienden como dedos dentro del mar. Dispersos entre los relieves montañosos hay estrechos valles, aislados entre sí, pero que se abren al mar. La sección occidental del Peloponeso es menos montañosa que la sección oriental. Las islas del mar Egeo son por lo general elevadas, escarpadas, rocosas y secas y, en consecuencia, su aportación a la economía del país es limitada. Sí son importantes, en cambio, por su gran belleza e importancia histórica, y además desde el punto de vista militar tienen un gran valor estratégico.


Photobucket - Video and Image Hosting

Divisiones Administrativas:

Según el plan de reorganización presentado en 1987, Grecia está dividida en trece regiones (diamerismata), subdivididas a su vez en departamentos (nomoi). Estas trece regiones, junto con sus poblaciones (con datos de 1991), son: el Egeo Norte (199.231 habitantes), el Egeo Sur (257.481 habitantes), Ática (3.523.407 habitantes), Creta (540.054 habitantes), Epiro (339.728 habitantes), Grecia Central (582.280 habitantes), Grecia Occidental (707.687 habitantes), islas Jónicas (193.734 habitantes), Macedonia Oriental y Tracia (570.496 habitantes), Macedonia Central (1.710.513 habitantes), Macedonia Occidental (293.015 habitantes), Peloponeso (607.428 habitantes) y Tesalia (734.846 habitantes). La Constitución de 1975 reorganiza Monte Atos como distrito autónomo con una población (con datos de 1981) de 1.472 habitantes.

Los municipios o demos (ciudades de más de 100.000 habitantes) son administrados por un alcalde y un consejo de la ciudad, y las comunidades de 300 a 10.000 habitantes por un presidente y un consejo comunitario.


Ciudades Principales:


Photobucket - Video and Image Hosting
(Vistas de Atenas)

La ciudad más grande e importante es Atenas, la capital, cuya población es (estimaciones para 1996) de 3,10 millones de habitantes. El Pireo, puerto de Atenas, es el mayor de Grecia y tiene una población de 182.671 habitantes. Salónica, con una población de 383.967 habitantes, es un importante centro textil, y Patras (Pátrai), al norte del Peloponeso, es un gran puerto de mar, con 153.344 habitantes. Otras grandes ciudades son Heraklion (116.178 habitantes) y Larisa (113.090 habitantes).

Clima:

El clima de Grecia es similar al de los otros países mediterráneos. En las tierras bajas, los veranos son secos, calurosos y de cielos despejados, y los inviernos lluviosos. Las zonas de montaña son mucho más frías, con mayores precipitaciones. La nieve y las heladas no son frecuentes en las tierras bajas, pero cubren las montañas en invierno. La precipitación varía mucho de una región a otra. En Tesalia, algunos años caen menos de 38 mm, mientras que en determinadas partes de la costa occidental se reciben cerca de 1.270 mm. La temperatura media anual en Atenas es de unos 17 °C; las temperaturas extremas varían de unas mínimas habituales de -0,6 °C en enero, hasta unas máximas de 37,2 °C en julio.

Lengua y Cultura:

La gran mayoría de la población habla griego. La lengua vernácula del griego moderno y de la literatura popular es el demotiké, que se diferencia del kazarévusa en que ésta es una variedad más formal del griego moderno o puro griego. El demotiké se convirtió en la lengua oficial de Grecia mediante el acta parlamentaria de 1976. Es la lengua empleada por el gobierno, la prensa y las universidades. Existen grandes diferencias entre la lengua hablada por las clases cultas y la utilizada por la mayoría del pueblo.

Muchos museos guardan antigüedades y muestras de arqueología griega. Entre ellos, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo Bizantino y el Museo de la Acrópolis, todos ellos en Atenas. El Museo Arqueológico, en Limpia, alberga la colección de geometría griega y bronces arcaicos más grande del mundo. El Museo Arqueológico de Candi, en Creta, expone una destacada colección de antigüedades griegas y de la civilización Minoica. Otros museos relevantes en Atenas con exposiciones de arte más moderno son la Galería Nacional de Arte y el Museo de Alexander Soutzos, así como el Museo Benaki. La Biblioteca Nacional de Grecia, también en Atenas, contiene unos dos millones de volúmenes.


Photobucket - Video and Image Hosting
(Máscara de Agamenón. Museo Arqueológico Nacional. Atenas.)

Mi viaje:

La verdad es que esperaba introducir el viaje en el propio texto, pero me es imposible debido a su densidad… Jajaja!!Así que allá vamos.

He de decir que todo ocurrió en 1998, por lo que deseo repetir, fervientemente, la experiencia. Yo era una excitada alumna de instituto deseosa de hacer su primer viaje fuera de España sin sus padres, por lo que estuve todo el año esperando el momento de marcharme y escornándome por sacarme las matemáticas para poder ir tranquila.

Aquella mañana me levanté temprano, desayuné y terminé de preparar mi maleta, lista en mano, para que no se me olvidara absolutamente nada.

Después, puesto que teníamos que estar a medio día en la puerta del Insti, tuve que hacer mi segundo desayuno (yo como los hobbits, chicos, todo el día comiendo.) que consistió en una sopa y un rico filetillo de ternera.

El trayecto en autobús no creo que os parezca interesante, al igual que mi aburrida estancia en la terminal de Barajas, que, evidentemente, no era la T4, porque, además de las dos horas preceptivas antes del embarque, salimos con retraso. Así pues, a las 2.30, más o menos, me comí mi maravilloso bocadillo, lo que no impidió que a las cuatro, cuando nos dieron la comida en el avión, me pusiera cerda.

Yo aún no tenía esos estúpidos miedos a volar, pues comenzaron en el viaje de vuelta, así que lo pasé bastante bien de un lado para otro del avión y mirando por la ventana (Sí, me tocó ventanilla).

Cuando llegamos allí, después de recoger mi maleta tardona, que no quería salir la jodía (de hecho yo ya me temía que me la hubieran extraviado.) nos montamos en el bus y tuvimos nuestra primer contacto con el tráfico de Atenas, yo creo que es sólo comparable con el de Roma o Nápoles.

Ya en el hotel, después de habernos emocionado según recorríamos la ciudad con todos los monumentos que aparecían aquí y allá, los profesores decidieron que era hora de la cena… más concretamente de que nos buscáramos la vida para conseguirla. Así que desandamos el camino hasta la plaza Omonia (Creo que se escribe así, pero no estoy segura, yo de griego sé poco.) donde habíamos visto un Burguer King, que íbamos a lo pobre y no podíamos andar parando en restaurantes donde nos sablearan.

Llegar, después de haber llamado para que la familia se quedara tranquila, fue fácil. Lo difícil fue pedir lo que queríamos comer, porque la dependienta de inglés sabía poco, por no decir nada. Al final optamos por lo más sencillo, el método de señalar a la foto.

Otro problema fue volver, ya que de la plaza salen varias calles. Elegimos a suertes y, por supuesto, nos confundimos, así que los griegos alucinaban con las tres españolas que flipaban con lo que veían (No eran monumentos, sino una anormal proliferación de sex-shops y tiendas con ropa descocada) y que iban buscando calles con una bolsa del burguer de la mano.

Tras unos momentos de pánico, y de miedín, todo sea dicho, porque las compañías del lugar no eran muy recomendables como comprobamos más tarde (al más malote del Intituto le robaron allí), conseguimos hablar con un chico guapísimo, que iba acompañado de su padre, que sabía ingles y tuvo la amabilidad de meternos en un hotel (No penséis mal), hablar con el recepcionista y cedernos un bonito mapa con el que pudimos llegar sanas y salvas a nuestra habitación. Puedo aseguraros que nunca más volvimos a olvidar la calle que teníamos que coger para llegar.


Después nos metimos en la cama, con unas galletas de chocolate, y nos pasamos toda la noche de cháchara hasta que, quince minutos antes a la hora en la que nos llamaban los profesores para que nos levantáramos, decidimos que una cabezadita no estaría mal… ¡¡Error!! Fue peor que el no dormir, pero eso lo descubriréis en el próximo fascículo, en el que hablaremos de Atenas.



Photobucket - Video and Image Hosting
(Acrópolis iluminada. Atenas.)

Ahora os dejo con algunos términos y palabrillas que os pueden servir en caso de que visitéis la patria de Platón. Os advierto que, ante mi nula capacidad de dominar ordenadores y, por tanto, imposibilidad para cambiar el teclado al alfabeto griego, os transcribiré la pronunciación pero no la letra.

1. Buenos días: Kaliméra.

2. Buenas tardes: Kalispéra.

3. Buenas Noches: Kaliníjta.

4. Hola: Yia su (en caso de que saludes a una solar persona) o yia sas (si saludas a varias.)

5. ¿Cómo estás?: ¿Ti kánis?

6. ¿Cómo te llamas?(Una frase muy útil para ligar a continuación con una griega bonita o con un griego cachas): ¿pos se léne?

7. ¿Cuántos años tienes? (No queremos que nos detengan por corrupción de menores): ¿Póson jronón ise?

8. Es también muy útil saber aceptar o negar algo. Sí se dice "ne" y no "oji"

9. Gracias: Efjaristó.

10. Por favor y de nada se dicen de igual forma: Parakaló.

En la próxima entrada me dedicaré a hablaros únicamente de Atenas y, por supuesto, seguiremos con mi pequeño diccionario.

Esta entrada, así como las restantes de "La Perla Negra", está dedicada al más cariñoso de tooooodos los novios del cosmos y el que más paciencia tiene, puesto que de lo contrario me hubiera mandado a mí y a mi estrés a la mierda hace mucho tiempo.

Para mi Saga particular.


Photobucket - Video and Image Hosting


4 comentarios:

Sybelle dijo...

Kalispéra Pandora!!
Que eso de "Kalimera" me ha recordado al pollito jejeje. Muy interesante la entrada, sobre todo lo del viaje particular... ahora nos dejas con ganas hasta el próximo fascículo!!
Me ha encantado el título "La perla Negra" como yo ya bautizara a la buena tetería de la La Teja Negra jejej.... en fin, guapa, un ebso mu grande.

Israel dijo...

uohhhhhhh, Efjaristó, pero no tiene merito, quien no sería así contigo? jeje. gasapo mi vida

Kardis dijo...

Yia su, ¿Ti kánis?

Uohhhhhhh...Misae que casho entrada!!! ¡¡¡Extralarga!!

Me a gustado mucho sobre todo la parte de los terminos. Estaré atenta para esa entrada sobre Atenas (je,je,je... lo mismo te copio la idea del vocabulario pero con terminos japos).

Sayonara.

Hoy tengo que poner el mismo comentario +++ veces... me tienen mania!!!

Andrómaca dijo...

Ummmmmmmmmm... Grecia... mosquis...

Cuando me hablan de según qué países, ciudades o regiones me pongo como Homer ante un sexteto cervecil, vamos, que pierdo el poco sentido que me queda.

Grecia es, precisamente, uno de esos lugares. Algún día me gustaría visitarla, ser capaz de poner un pie en el mismo suelo que pisaron Pericles, Sócrates, Fidias o Leónidas. Seguro que con el tiempo y una caña... Al fin y al cabo, queda mucha vida por delante y muchas oportunidades de ir.

Besitos