jueves, 10 de enero de 2008

El Origen de los Tiempos

Pandora ha empezado el año con las pilas mitológica de litio bien cargadas, así que, salvo problemas por culpa de mi exámen, puesto que la mayoría de las entradas están hechas y sólo las tengo que traer de Villa Palatino para vosotros, lo más seguro es que suba una historia semanal. Al fin y al cabo, hacer click para postear no me quita más que dos minutos. No obstante, si bien estaban preparadas, algunas de las historia son inéditas. Vamos a empezar con el Origen de los Tiempos, que preparé para la Tribufreak, pero que he modificado convenientemente. Espero que la disfrutéis.

Todas las religiones que han existido o existen, tienen un mito que explica cómo se inició el universo, la tierra y, por supuesto la vida. Evidentemente, en la mitología griega esto ocurre también, como podemos ver si leemos la Teogonía de Hesiodo.

Este autor nos inicia en el viaje de los mitos de Grecia afirmando la existencia de tres grandes elementos, fundamentales todos, que nacen por sí mismos y que crean todo su universo: Caos, Gaia, también conocida como Gea, y Eros. Veamos un poco de cada uno antes de proseguir.

Caos era para los griegos uno de los principales conceptos del cosmos. Para ellos no significaba desorden, como ahora entendemos nosotros, sino el espacio primordial en sí mismo. Fue el primero de los elementos en nacer y, aunque era la negación absoluta del todo, por lo que no aceptaban su capacidad para crear nada junto con otros elementos, lo cierto es que por sí misma engendró a Erebo (la Oscuridad), Nix (la diosa de la noche que engendró a Eter) y a Hemera (el día). No podemos olvidar que en griego Khaos tenía connotaciones femeninas.

Photobucket - Video and Image Hosting


Gea nació inmediatamente después de Caos y, sin lugar a dudas, es uno de los elementos que más importancia tiene a lo largo de la mitología, al ser considerada la abuela de los Olímpicos. De ella, puesto que voy a hacer una entrada más profunda, sólo vamos a apuntar ciertos rasgos. También Gea procreo, primero por sí misma, como Khaos, concibiendo a Urano (Señor del Cielo), a las montañas y a Ponthos (Mar). Después, los griegos afirman que Urano, al ser el cielo un elemento muy fecundo, deja embarazada a Gea en múltiples ocasiones, mas preocupado por el poder que pudieran tener estos hijos, decidió impedir que Gaia diera a luz. Esto provocó en la Tierra enormes dolores físicos, pero también psicológicos, por lo que, cansada, decidió vengarse de su esposo mediante su hijo Cronos, que era el único que había podido parir a escondidas. Regaló al joven una hoz con la que podía cortar cualquier cosa, venciendo a su padre, que quedó castrado y se retiró del dominio del mundo ya nacido.

Photobucket - Video and Image Hosting


Eros, que nació tras Gaia, significó para los griegos el elemento que trae la vida. Era responsable de la lujuria, del amor y, por supuesto, del sexo. Deberíamos considerarlo, por tanto, como la luz primigenia que crea las cosas. No obstante, existen otros mitos de la concepción de este elemento, haciéndosele, incluso, hijo de Nix.


Photobucket - Video and Image Hosting

Junto con estos tres, se dice también que Tártaro era uno de los primordiales nacidos junto con los anteriores. Es un lugar del Inframundo, mucho más profundo que el Hades, y a la vez una deidad. Esta también tiene gran importancia en los mitos siendo, por ejemplo, el lugar elegido por Zeus para encerrar a los Titanes después de ganar la Titanomaquia. En los mitos posteriormente se hizo también el lugar en el que las almas malvadas sufrían sus merecidos castigos, como Sísifo o Tántalo.


Photobucket - Video and Image Hosting

Como veis ha sido una entrada cortita, pero es que quiero subir más adelante otras explicaciones a los mitos de Gea, Urano, la Titanomaquia…

Muchos Mordiscos.

3 comentarios:

Kardis dijo...

Que cortita, me a gustado, corta pero bien. Me seguiré pasando a leer más entraditas. Yo quería recuperar mi sección de mitologia asiatica, pero no se si podre... próximamente ya vereis.

Besitos.

Israel dijo...

la historia la conocia asi, a grandes rasgos, por cierto lo de la hoz no mola nada, esas cosas no se hacen......da grima.

espero mas detalles en proximas entregas

Andrómaca dijo...

Ya sabes que a mí la mitología griega me gusta mucho. Así pues, ¡que sigan viniendo estas entradas!

A ver si hago lo propio y recupero esta sección en mi blog, que La Guerra de Troya es larga y me espera...

Ciao