jueves, 18 de octubre de 2007

Señores del Olimpo

Bueno, ya que estamos resucitando categorias, empezaré por alguna que estaba un tanto abandonada en Villa Palatino.

Os presento "El Necronomicón" o, lo que es lo mismo, la mejorada categoría de "La Biblioteca de Pandora". Iniciamos nuestra andadura re-recomendando: "Señores del Olimpo."

______________________________

Ficha:

Nombre: Señores del Olimpo.
Autor: Javier Negrete.
Editorial: Minotauro.
Premio Minotauro 2006.

Photobucket - Video and Image Hosting



El viaje comienza en una pequeña posada, sita en las tierras del Rey Licaón, donde un joven aedo, de nombre Cileno, entretiene a los pastores y el resto de clientes del lugar narrando el mito de la creación.
Tras la aparición de Fineo, hijo del rey, para cobrar el tributo que todos le deben, que no es ni más ni menos que la entrega de los primogénitos, Cileno y su padre, que le acompaña en el viaje, deciden pedir hospedaje en el castillo y desenmarañar el misterio de tan extraña petición del rey…

Señores del Olimpo narra el mito de la Gigantomaquia, es decir, la lucha entre los dioses olímpicos y los gigantes, desde un punto de vista peculiar y enlazando otros mitos griegos, como el nacimiento de Dioniso, que aportan a la trama tanto nuevos enfoques como una mayor profundidad. No obstante, no es necesario tener conocimiento previo de la mitología griega para disfrutar del libro, ya que está narrado con gran lujo de detalles, pero sin hacer esto que sea denso de leer. De hecho, es de lectura bastante rápida, ya que consigue enganchar al lector desde el principio, sobretodo debido a los diversos giros inesperados de la historia.

También incluye el autor sorpresas agradables a aquellos que sí están iniciados en la mitología y no desean leer la típica historia griega en la que los dioses se mantienen en su papel sin aportar nada nuevo. Javier Negrete da vida a unos dioses muy humanos que se dejan arrastrar por sentimientos variados como los celos, el amor, el odio o la pasión.

Hay verdaderos “momentazos” que a ningún amante de la mitología le va a dejar indiferente. Sólo voy a desvelar uno… ¿alguien se imagina al siniestro Hades pellizcando donde la espalda pierde su digno nombre a Atenea, la diosa “virgen”?
Tampoco os perdáis el sorprendente epílogo “Tras el Espejo”, que hace que el final sea simplemente impresionante.

1 comentario:

Andrómaca dijo...

Ñam, ñam... ya sabes que soy una viciosilla de la mitología, así que este libro tiene buena pinta, sí señor. Además, con lo que dan de sí los mitos griegos, con sus líos amorosos (y muchas veces incestuosos), las venganzas, las luchas de poder y todo lo demás...